http://gladysbloggercom.blogspot.com.es/Mi lista de blogs

domingo, 16 de julio de 2017

Brihuega, campos de lavanda

https://www.youtube.com/watch?v=hIrDJr7bn7w

Este es el enlace del vídeo que espero se pueda visualizar sin contratiempos porque Blogger no acepta el peso que tiene.  Está visto que la única manera de conseguir insertarlo es haciendolo directamente sin comentarios y al concluir de subirlo cuando You Tube ofrece un montón de opciones, entre ellas Blogger. Perdón por las molestias.
..................................



Acabo de subir este vídeo montado sobre fotografías. Me complace poder compartirlo en tu rincón, querido gatito, porque será algo semejante a que hubieras podido estar allí conmigo.  Llegamos a las cinco de la tarde y al comienzo de una nueva hola de calor.  Impresionaba moverse por el pueblo y yo estuve muy preocupada por las sombras que iban a "zamparse" mis fotos. Tuve suerte y creo que el problema se resolvió de un modo muy cómodo.

El pueblo tiene muchos edificios y una muralla que conserva en parte y que podrás ver en algunas de las imágenes, lugares dedicados al cultivo agrario que están próximos al agua. Conserva los restos de un pasado de lo que fue un pueblo muy importante.  El día de nuestra visita, estaba engalanado con lazos y flores de color violeta, fabricadas para la ocasión pues los días siguientes celebraban, además de las fiestas del pueblo, las fiestas de la lavanda.

En realidad, este viaje tenía un objetivo: fotografiar los campos de lavanda, antes de la puesta del sol, durante y después buscando la coincidencia con la luna llena para tomar imágenes de la via lactea. El lugar es perfecto y antes de que saliera la luna -lo hacía sobre las 12 horas- estabamos llegando a un lugar ya, establecido de antemano por la persona que ha organizado la excursión, que no es otra que Rafael Herrero Solano. Él es un gran compañero en los temas de fotografía y una gran persona en todos los sentidos pero su estatura, con ser de gran tamaño, queda superada por su valor moral y generosidad.

Aunque se ven en el horizonte los tonos dorados y anaranjados propios de las puestas de sol, yo aseguro que esas luces no estaban en el momento en que realicé esa foto. También aparece una mano que habría podido recortar pero no quiero desshacerme de ese recuerdo. La verdad, no sé de quién es la mano...hasta podría ser  mía. ¡Vaya usted a saber! 


Fue una tarde feliz por la grata compañía, la ocasión única de enfrentarme con la fotografía nocturna que es algo que difícilmente volverá a repetirse. Sí querido gatito, hay que situarse en lugares muy alejados de las carreteras, pueblos y ciudades y además tiene que ser de noche.

Alcalá de Henares, 15 de julio de 2017